ENTRE EL IMPEACHMENT Y LA ENMIENDA 25: PIDEN LA CABEZA DE TRUMP EN EL CONGRESO

Desde el Congreso, el Partido Demócrata han pedido la destitución del magnate presidente estadounidense Donald Trump incluso a 13 días de que concluya su mandato a manos de Joe Biden, luego del caos acontecido en el Capitol en Washington, DC.

Para ello existen dos alternativas: la invocación de la Enmienda 25 y el impeachment o juicio político.

La Enmienda 25 recogida por la Constitución de Estados Unidos permite la transferencia de poder desde la presidencia a la vicepresidencia ya sea de forma temporal o permanente.

  • Convierte al vicepresidente en presidente si este se muestra incapaz de continuar con sus responsabilidades, por ejemplo, si sufre una enfermedad física o mental.
  • La sección número 4 de dicha enmienda permite al vicepresidente y la mayoría del gabinete declarar al mandatario incapaz de desempeñar su deber en el cargo.
  • Para ello necesitarían firmar y remitir una carta a los presidentes de la Cámara de Representantes y el Senado y declarar al presidente como no apto para gobernar o incapaz de desempeñar sus poderes y deberes.
  • De ser así, el vicepresidente Mike Pence asumiría automáticamente el poder hasta el próximo 20 de enero, cuando empezaría el mandato de Biden.
  • El presidente puede impugnar; de ser así, le corresponde al Congreso decidir. Cualquier voto en el Senado y la Cámara de Representantes que ordene la destitución del presidente requiere una mayoría de dos tercios.
  • Mientras se resuelve el caso, el vicepresidente actuaría como presidente.
  • Hasta la fecha, ningún presidente ha sido destituido del cargo usando la enmienda 25.

Por otro lado, el impeachment tiene lugar en el Congreso de Estados Unidos con el objetivo de llevar a cabo una posible destitución del presidente.

  • La Constitución estadounidense establece que el presidente «debe ser destituido de su cargo si es acusado de y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves».
  • Es un proceso político y no penal.
  • Tendría que ser iniciado por la Cámara de Representantes y solo necesita una mayoría simple para ser activado.
  • Luego, el juicio se celebraría en el Senado, donde se necesitan dos tercios de los votos para destituir al presidente.
  • Este hito nunca se ha alcanzado en la historia de Estados Unidos.

Aunque es improbable que cualquiera de los dos escenarios ocurran, más por una cuestión de tiempo institucional que por otras razones, las amenazas están allí y son enarboladas por los enemigos políticos de Trump.

 

FUENTE: MISION VERDAD

Total Page Visits: 215 - Today Page Visits: 1