EL ADIESTRAMIENTO NUNCA SE DETIENE

 El adiestramiento nunca se detiene, por ello me encuentro en la Academia Militar de la Aviación, junto al Alto Mando de la AMB efectuando polígono de tiro diurno, mejorando nuestra puntería y capacidad de reacción. ¡Venezuela no se rinde!.